¿Alguna vez te has mareado de camino a tu destino vacacional favorito? Si es así, seguro que no es la primera vez que buscas “cómo no marearse en el coche” o trucos para mejorar la situación.  Tranquilo, no estás solo. 

El mareo en el coche es un problema más común de lo que piensas. De hecho, según la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de la Universidad de Washington (EEUU) han descubierto que las neuronas VGLUT2, que expresan el gen de la colecistoquinina (neuronas-CCK), podrían ser las responsables de esta afección. 

En Qualitas Auto nos comprometemos a que la experiencia de viajar en coche siempre sea segura y satisfactoria. Por eso, hoy te contamos por qué ocurre y algunos consejos prácticos para solucionarlo.

¿Por qué nos mareamos en el coche?

El «mareo­­ en el coche» o «mareo en vehículos en movimiento» se conoce clínicamente como cinetosis. Se trata de una condición médica cuyos síntomas son las náuseas, los vómitos y/o los mareos que se producen como resultado del movimiento de un medio de transporte (coche, barco, avión…) o de otra situación que genere movimiento, como subir a atracciones. 

Imagínese que en el coche en el que va, está continuamente tomando curvas y dando acelerones bruscos. En esta situación, la sensación de movimiento que recibe el cerebro a partir de la vista no se corresponde con la sensación de aceleración que viene del oído ni con la de posición del cuerpo que se encuentra quieta. Este efecto provoca en algunas personas pérdida de orientación y equilibrio acompañado de sudores fríos, palidez, salivación, náuseas y vómitos.

El mareo se produce principalmente por un desequilibrio sensorial. Nuestro oído interno, responsable del equilibrio, recibe señales contradictorias de los ojos y los músculos. Normalmente, esto ocurre cuando el vehículo se mueve pero fijamos la vista en un punto estático, como el interior del vehículo.

Personas afectadas por el mareo

Aunque afectan a todo tipo de personas, hay ciertos factores que pueden hacer que seas más propenso a sufrir esta enfermedad como: 

  • Edad: Los pediatras de la Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil (AESVI) aseguran que es a partir de los tres años cuando los niños son más propensos a sufrir mareos en el coche.
  • Sexo: Las mujeres son más propensas a sufrir mareos que los hombres, especialmente si están embarazadas.
  • Historial clínico: padecer otras enfermedades, como la migraña, o experimentar miedo o ansiedad, también aumenta la probabilidad de marearse en el coche.
  • Factores genéticos: si en su familia existen otros casos de pacientes con cinetosis, es más probable que lo sufras tú también.

Trucos para no marearse en el coche

¿Qué hacer para no marearse en el coche? Aunque esta experiencia desagradable parezca imposible de superar sin ayuda de medicamentos como la biodramina u otros dimenhidrinatos, existen una serie de consejos que se pueden seguir para amenizar la situación o incluso para evitarla.

  • Siéntate en la parte delantera del vehículo y mira hacia el frente. Mirar a los objetos que pasan rápidamente (como los árboles) aumenta la sensación de mareo. Por eso, mirar al horizonte o a un punto fijo en la carretera puede ayudar a mantener la sensación de equilibrio y evitar el mareo.
  • El vehículo debe tener buena ventilación. Lo ideal es permitir que entre el aire fresco por las ventanillas aunque también podemos poner el aire acondicionado.
  • Evita comidas pesadas antes de viajar. Los alimentos grasos o pesados pueden aumentar las náuseas y el mareo durante un viaje.
  • Evita leer o mirar dispositivos electrónicos, incluido el móvil. Aunque no lo parezca, leer el muro de Facebook o varios Whatsapp  mientras el coche está en movimiento también puede aumentar la sensación de mareo.
  • Mantente ocupado con algo. Aunque no puedes leer, escuchar música, mantener una conversación con el conductor o incluso ver una serie o película pueden aliviar la sensación de mareo. Como suele suceder con otras condiciones, la cinetosis es muy sugestiva y empeora al estar todo el rato recordando que te encuentras mal. 
  • Realiza descansos frecuentes. Bajar del coche un rato, estirar las piernas y tomar aire fresco ayudará a amenizar el viaje si todos los consejos anteriores no terminan de erradicar el mareo.

Aunque el mareo no es el mejor compañero para un viaje largo en carretera, poniéndolo en perspectiva, existen otras experiencias que te darán aún más quebraderos de cabeza como un pinchazo en carretera. Por eso, te recomendamos incluir siempre la cobertura de asistencia en carretera en tu seguro. En Qualitas Auto, ofrecemos cobertura las 24 horas del día. Así, tu única preocupación en los viajes será mirar al frente para evitar el dolor de cabeza.